SuscripcionesContactoPublicidad Directorio Hemeroteca Mapa de sitio
TABASCO  

TABASCO: insensibilidad burocrática

Ricardo Astacio / Rocelia Martínez
Luchas internas por el control de los recursos que fluyen a través de la Sedesol dejan en estado de indefensión a más de un millón de tabasqueños.

 

 


Publicidad

Falta absoluta de capacidad, desconocimiento de los mecanismos, ineficiencia en la entrega de recursos y descontento de la población es lo único que la Secretaria de Desarrollo Social (Sedesol) ha logrado generar en Tabasco, por un grupo de burócratas insensibles al dolor de los tabasqueños que perdieron todo bajo el torrente de los ríos, que por la fuerza se apoderaron de sus hogares y posesiones.

Desde el pasado 28 de octubre, las aguas de los ríos Carrizal, Grijalva, De la Sierra, Mezcalapa, Pichucalco, Oxolotán, Tulijá, Puxcatán y Puyacatengo recibieron en sus caudales los escurrimientos de las lluvias de la zona serrana del estado, así como los de las zonas limítrofes del norte de Chiapas, que junto al desfogue del sistema de presas de la cuenca del alto Grijalva ocasionaron la tragedia que dejó a más de un millón 200 mil tabasqueños, prácticamente en la calles.

Fue en esos días cuando el presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa, inició una serie de visitas a las zonas afectadas en Tabasco, donde anunció una serie de compromisos para apoyar a los tabasqueños que resultaron afectados.  Ofreció en su primera visita, que la federación y el estado harían hasta lo imposible por ayudar a los damnificados a recuperar parte de lo perdido.

Sin embargo, el día 15 de noviembre, el discurso cambió, ya no eran a todos los tabasqueños a quienes se les proporcionaría el apoyo.  Beatriz Zavala Peniche, titular de Sedesol, anunció que sólo se ayudaría las zonas en las que se registraban los pobladores en pobreza extrema. Ahí se generó el primer conflicto.

Los diputados del Congreso local en medio de sus conflictos dirimidos a golpes, consideraron una falta al compromiso asumido por Calderón Hinojosa, el que ahora los damnificados fuesen considerados de primera y de segunda, pues al momento de la inundación, el agua no hizo las mismas distinciones, que a partir de entonces estaba haciendo la Sedesol.

Los afectados, que poco a poco regresaban a donde un día había sido su hogar, con la constante de infecciones, brotes epidémicos y enfermedades de todo tipo, tenían que aceptar que la ayuda prometida, era solo un discurso político.

La delegación de Sedesol en Tabasco, encabezada por la panista, Dora María Sherrer Palomeque, atendió a decenas de miles de personas que durante horas hacían inmensas filas para registrarse ante esa dependencia, la afectación de sus domicilios para esperar la verificación de los daños, otorgándoseles a cada uno de estos un número de folio.

Sin embargo, días mas tarde, empezaron los conflictos entre el personal de esa dependencia en el estado. Quienes desde el centro del país llegaron a Tabasco para hacer valer su autoridad y de un plumazo eliminar lo hasta entonces realizado.

El 20 de noviembre se anunciaba la apertura de módulos de la Sedesol –75 en total– en todo el estado, para que los tabasqueños acudiesen a éstos, y registraran sus afectaciones, una vez más. Pero, dos días después, Beatriz Zavala Peniche, anunció en los noticieros de televisión, que no era necesario hacer filas en los módulos, sino habría que esperar el censo, que se realizaría casa por casa, en todas las comunidades, se reiteró que su prioridad son las familias en pobreza extrema. Los miembros de la clase media no entrarían en el programa de apoyo para la recuperación de enseres domésticos.

 

Tabasco se revela

En algunos textos periodísticos se dice que las guerras intestinas se llaman así porque son conflictos entre los que tienen el estómago lleno y quien lo tiene vacio, peleando por el control de un estado. En Tabasco, mientras que, al interior de la Sedesol se pelean por el control del recurso económico, los ciudadanos entran en una etapa de desesperación cada vez más aguda.

Los ciudadanos que esperaba recibir el apoyo de 10 mil pesos para la recuperación de sus enseres domésticos, deben formarse al menos tres filas distintas, invirtiendo en ese esfuerzo hasta 40 horas y en muchos casos, dado que sus “folios” no eran coincidentes, tendrían que formarse por cuarta vez.

Los vales sólo pueden ser canjeable en las empresas foráneas que la misma dependencia federal designo, de manera unilateral, en los que se encuentran únicamente las cadenas Famsa, Crediland y Elecktra.

La impaciencia, amargura y desazón hicieron mella en los miles de damnificados que salieron a las calles a protestar por lo arbitrario, insensible y en algunos casos hasta inhumano trato que recibían.  En Villahermosa, donde la emergencia no ha pasado y la psicosis de una muy cercana segunda inundación de dimensiones mayores, tiene a la ciudadanía ya exasperada.

Las Protestas

Calculados en miles, salieron los inconformes que habitaban la devastada zona del centro de Villahermosa, cerrando las pocas vialidades que son transitables y con lo que se desquició el tráfico de la capital de Tabasco.  Después fueron los habitantes de las zonas conurbadas los que cerraron accesos a la ciudad, todo en protesta por las decisiones tomadas por la Sedesol.

Felipe Calderón intervino una vez más, a través de su secretaria de estado, Beatriz Zavala Peniche y el secretario general de gobierno del estado de Tabasco, Humberto Domingo Mayans, hizo público que habrá apoyo para todos, que no hay tabasqueños de primera y de segunda y que estos apoyos se darán de manera inmediata.

Sin embargo, la insensibilidad ha sido la constante por parte de la Sedesol, lo que podría provocar un estallido social, pues la ilusión de contar con un ingreso que les permitiría paliar un poco las pérdidas sufridas a consecuencias de la inundación, les duro muy poco a más de 400 personas, ya que fueron despedidos, tan solo tres días después de haber sido contratadas de manera temporal, como brigadistas por la dependencia federal.

Un grupo de personas, cuyos nombres pidieron conservar en el anonimato, visiblemente afectados por haber perdido su fuente de empleo, aunque fuera temporal, señalaron que sin ningún miramiento Lia Limón García, quien es directora general de Políticas Sociales de la Sedesol, los despidió sin explicación alguna.

Contralínea acudió a la delegación de Sedesol, para solicitar una versión oficial respecto a los hechos arriba citados, pero fue negada, según se informó la delegada estatal, Dora Scherrer Palomeque, se encontraba en una reunión en el Distrito Federal, al igual que todos los subsecretarios de la dependencia, quienes son los autorizados para conceder entrevistas.

Debido a que las críticas a la titular de la dependencia en Tabasco han subido de tono, la dirección de comunicación, ha cerrado cualquier posibilidad de obtener información por las vías institucionales. Y es que, además, panistas relacionados con el grupo político al cual pertenece la ex diputada y ahora delegada estatal de Sedesol, Scherrer Palomeque, se han apoderado de nuevas plazas abiertas para la atención a la situación de emergencia.

Sin embargo, fuentes internas a la dependencia dijeron que por una mala planeación, al momento de la contratación de personal y desconocimiento de la realidad que vive el estado, a raíz de la contingencia que lleva más de un mes, Lía Limón, quien fuera coordinadora del Comité de Financiamiento de Campaña de Felipe Calderón, se dio cuenta, de un día para otro, que ya tenían contratadas a más de 750 personas, por lo que había que reducir dicho número.

Fue hasta que las personas se presentaron a laborar y se disponían a salir con sus herramientas de trabajo para la realización del censo para la entrega de apoyos para la restitución de enseres domésticos y apoyos a la vivienda, la ex esposa de Luís Carlos Ugalde, les dijo que ya no los necesitaba y que se presentarán el viernes a cobrar los días trabajados.

Lo anterior ocasionó el enojo y la frustración de los brigadistas, entre los que se encontraban personas mayores, quienes perdieron sus pocas pertenecías a causa de la inundación y por lo tanto se encuentran en realidad necesitadas de trabajo.

“Sólo nos dijo que ya no nos presentáramos a trabajar, que ya no nos quería ahí”, manifestó uno de los despedidos, quien dijo que en su caso, no tiene otra fuente de ingreso para apoyar a su familia.

Los consentidos

En tanto, la suma de despedidos llega ya a los 400 trabajadores,  gente que necesita trabajar aunque de manera temporal, percibiendo un salario bajo, otros aprovecharon la contingencia para entrar a la delegación de la Sedesol, sin mucho escándalo y directo a ocupar cargos de primer nivel y con excelentes sueldos.

Tal es el caso de los excandidatos panistas a cargos de elección popular  en el 2006, que ahora son funcionarios federales, Homero Aparicio, exaspirante a la alcaldía de Centla, quien es coordinador general del Centro de Distribución de Alimentación de Diconsa, con un sueldo de 30 mil pesos mensuales más compensaciones.

Además, consiguieron trabajo Alejandro Pintado, ex candidato a la diputación local por el cuarto distrito, Patricia Acevedo Rico, César Ernesto Rabelo, Maria Josefina Cano, dos veces candidata panista en las contiendas estatal y federal del 2006,  y su hermano, Alonso Cano, quienes ocupan plazas de subcoordinadores, con un salario de 18 mil pesos mensuales más compensaciones.

Panistas todos, cuyos ingresos superan por mucho, el recurso que se destina para el programa de brigadistas para los programas “Regresa a tu casa” y “Recuperación de vivienda”, puestos en marcha tras la contingencia hidrometeorológica que afectó al territorio tabasqueño desde el pasado mes de noviembre.

 

Publicado: Año 2 / No. 16 / Enero 2008



Tu opinión:

Tu nombre:
E-mail

Escribe tu mensaje aquí:

Publicidad

Caricaturistas de Contralínea
De Actualidad


 

 

Publicidad

Humor:  

 

Avance Contralínea



En la República:  

Números atrasados
Publicidad:  


Baja California Chiapas Chihuahua Coahuila Estado de México Guanajuato
Oaxaca Sinaloa Sonora Hidalgo Michoacán NacionalTamaulipas Veracruz Zacatecas
2005 Revista Contralínea Derechos Reservados CIMCOM
Av. Juárez 88, primero piso, desp. 110 y 111. Col. Centro, México D.F.
Tels: 9149-9802 /03 /05

Sitios Recomendados:
| Oficio de Papel | Revista Fortuna | Los periodistas | Fraternidad de Reporteros de México |
Responsable del sitio: Gonzalo Monterrosa Galindo